Make your own free website on Tripod.com

Home

Inicio Novena | Día Primero | Petición | Oraciones Finales | Día Segundo | Día Tercero | Día Cuarto | Día Quinto | Día Sexto
Inicio Novena
Novena en Honor a la Inmaculada Concepción de María, N.Sra.
purmurillo1.jpg

Se empieza cada día de la Novena diciendo:

 

Por la señal + de la Santa Cruz, de nuestros + enemigos, líbranos Señor + Dios nuestro.

 

En el nombre del Padre, y del Hijo, + y del Espíritu Santo. Amén.

 

A continuación se hacer el Acto de Contrición:

 

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, creador Padre y Redentor mío, por ser vos quien sois y por que os amo sobre todas las cosas, me pesa Señor en el alma el haberte ofendido, pues pecando he ofendido a un Dios tan bueno y he merecido la penas y castigos del infierno, confiando en tu infinita gracia, propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de toda ocasión y peligro de ofenderte, confesarme bien y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

 

Te ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados, y así como te lo suplico, así confío en tu bondad infinita me los perdonaréis y concederéis gracias para enmendarme y perseverar en tu santo servicio hasta el fin de mis días. Amén.

 

V/. Para dar luz inmortal siendo vos alba del día

R/. Sois concebida María sin pecado original

Oración inicial (para rezarse todos los días)

¡Oh Reina Purísima de los ángeles y de los hombres! Mil gracias y alabanzas te damos porque a la puertas de la vida hallaste la dracma preciosa que perdimos todos en nuestro primer principio, hallando la gracia que te salió al encuentro ya la Divinidad que te esperaba en los umbrales de la naturaleza tomando tus potencias en el primer Instante de su ser, al nobilísimo objeto que las estrenó porque se creaban solo para El. Te rogamos, Purísima Señora, que, pues no hubo en tu Purísima Concepción ser sin conocer a Dios, ni conocimiento sin amor ni amor sin merecimiento, nos concedas conocer a nuestro Buen Padre Dios para que conociéndole le amemos, amándole le poseamos y poseyéndole le gocemos por toda la eternidad. AMEN.