Make your own free website on Tripod.com

Home

Inicio Novena | Día Primero | Petición | Oraciones Finales | Día Segundo | Día Tercero | Día Cuarto | Día Quinto | Día Sexto
Día Quinto
Novena en Honor a la Inmaculada Concepción de María, N.Sra.

purmurillo1.jpg

Lectura bíblica (Jn. 2, 1-11)

Se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la Madre de Jesús. Fue Invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. El vine faltó y le dijo a Jesús su Madre: "No tienen Vino". Jesús contesta: "Mujer, ¿Cómo se te ocurre? Todavía no ha llegado mi hora". Su madre, sin embargo, dijo a los servidores: "Hagan todo lo que El les diga". Jesús les dice: "llenen las tinajas de agua". Los sirvientes las llenaron hasta el borde. Entonces Jesús les dijo: "Saquen ahora y llévenle al mayordomo para que lo pruebe". Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vine y como él no sabia de donde era, llamó al novio y le dijo: "Todos sirven primero el vine bueno y después el peor, pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora". Así Jesús comenzó sus signos y manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él. PALABRA DE DIOS.

 


 

 

 

Canción


De la harina sois la flor

para el Pan Sacramentado,

que nunca tuvo salvado

la Masa del Salvador;

si para formarse Amor

la previno candeal,

 

V/. SOIS CONCEBIDA MARÍA

R/. SIN PECADO ORIGINAL.

Consideración

Consideremos cómo el vino de las bodas de Caná simbolizan la plenitud de los bienes espirituales que Jesús traJo a los hombres. El vino del banquete nupcial de modo especial, nos recuerda la Eucaristía. María, aparece unida a su Hijo en Cana para que entendamos que Ella está siempre presente en la Celebración Eucarística anunciada y prefigurada en aquel banquete de bodas.

Pensemos en el gran amor de Cristo a nosotros que lo llevó a quedarse realmente presente en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. La Purísima, dando Cuerpo y Sangre al Hijo de Dios Eterno colaboró activamente a nuestra Redención y a la Eucaristía. El Cuerpo y Sangre de Cristo que recibimos en la Eucaristía es carne que él tomó de la Virgen María.
Procuremos imitar la pureza de corazón de María Inmaculada para prepararnos convenientemente a recibir la Santa Comunión.

(Aquí se puede rezar el ROSARIO, se hace la PETICIóN y se cantan Tres AveMarías. Después se dice la oración del día)

Oración del día quinto

Oh Jesús, que por amor a nosotros quisiste quedarte en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, te suplicamos, por los méritos de la siempre Virgen María, que nos purifique de tal manera que podamos recibirte dignamente en el Santísimo Sacramento y consigamos sus admirables efectos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN.

La jaculatoria de este día será:

¡ARCA DE LA ALIANZA, RUEGA POR NOSOTROS!

(Aquí se reza la oración final para todos los días).